top of page

Cómo conseguir tonos pasteles mezclando arcilla polimérica


Una de las ventajas que tiene la arcilla para horno es que puedes mezclar los distintos colores para conseguir esos tonos que tanto nos gustan. Ahora bien, si queremos tonos más suaves, de tipo pastel, es imprescindible tener clara las proporciones que debemos emplear. en las próximas líneas vamos a darte algunos consejos que te van a ayudar a conseguir tonalidades pasteles de forma rápida.


Preparación y elección de colores

Una buena opción es tener una barra de color blanco que será la base para comenzar a trabajar. Recomendable es que la arcilla blanca sea de al menos 220gm y puedes comenzar colores primarios de 57gm para así poder trabajar con tranquilidad y obtener distintos colores pasteles básicos. Cada fabricante tiene su paleta de colores y tamaños personalizados pero en general no encontrarás dificultados para encontrar estos tamaños en cualquier tienda especializada. También hay opciones de packs con colores pasteles que pueden servirte de ayuda y referencia para pensar los colores que quieres formar.


Proporciones

Vamos a tomar como referencia una barra de 57gm de color BLANCO para indicar las proporciones de mezcla. Para lograr un tono base de tipo pastel, debemos tomar esta arcilla y dividirla en 8 partes iguales, cada una de ellas será de aproximadamente 7gm. Ahora bien, para mezclar con algún color primario y así obtener el tono pastel básico, debemos mezclar 7 partes de color blanco y 1 parte de color, lo mismo que decir que por cada 7gm de color de arcilla polimérica, debemos utilizar unos 49gm de color blanco. Hay que tener presente que cada fabricante tiene su propia paleta de colores y que si bien, en lo que refiere a tonos primarios, son bastantes similares, lo idea es no alejarse demasiado de los tonos más "puros" pues así tendremos un mejor resultados. Por lo mismo, si queremos acentuar el color, simplemente debemos aumentar las partes de color, por ejemplo 6 partes de blanco y 2 partes de color y así sucesivamente.


¿Se puede perder el color?

Una de las ventajas de trabajar con arcilla polimérica es que los colores se mantienen iguales antes y después de hornear las piezas. Por lo tanto es completamente seguro mezclar los colores entre sí y puedes hornear con tranquilidad que el color que resulta de la mezcla permanecerá firme luego que la pieza ya esté cocinada.


Solo resta elegir los colores que deseas mezclar para conseguir tonalidades pasteles y ponerte a trabajar en tus proyectos con arcilla polimérica.

Comments


Commenting has been turned off.
bottom of page