top of page

Consejos para mantener y acondicionar tu arcilla polimérica


Una de las grandes ventajas que tiene la arcilla polimérica respecto a otros productos como la porcelana fría o la arcilla que seca a la aire es que hasta que no la cocines, la puedes utilizar una y otra vez sin temor a que se endurezca o deje de ser útil. Sin embargo para que mantenga su flexibilidad, debemos tener presente dónde y cómo conservarla, cuando no vamos a trabajar con ella. A continuación te damos algunos consejos de cómo mantener fresca la arcilla de forma segura.


Evitar espacios con altas temperaturas


Mantén siempre tu arcilla polimérica en lugares frescos y alejados del sol. Cuando no vayas a utilizarla, lo ideal es guardarla en espacios donde la temperatura no sea mayor a los 30°C porque esas temperaturas pueden resecar la arcilla o endurecerla un poco. Conservar la arcilla en el refrigerador de tu casa tal vez no sea una mala idea, de hecho hasta puede ser recomendable cuando estamos en verano o si vives en lugares donde las temperaturas son un poco altas.

Si la arcilla esta resguardada en lugares con altas temperaturas o expuesta directamente al sol, los plastificantes se activaran y eso hará que se vaya cocinando y endureciendo lentamente, dejándola casi inutilizable.


¿Puedo conservarla en un recipiente plástico?


Por supuesto! De hecho es muy común entre los artesanos conservar la arcilla en bolsas plásticas de cerrado hermético (estilo Ziploc) o también papel film. Estas opciones son muy practicas y económicas y mantienen tu arcilla fresca mientras no la vayas a utilizar. Por otro lado este tipo de envoltorios evita que impurezas, polvo o cabellos de mascotas se adhieran a la arcilla, lo que mantiene siempre limpio el material.


¿Qué pasa si no uso la arcilla por mucho tiempo?


Como dijimos anteriormente, la arcilla solo se endurece si se cocina en el horno. Sin embargo, hay que tener presente que es un material sintético y si no se utiliza por mucho tiempo pueda secarse por efecto de los plastificantes. Si pasara esto, aquí tienes un par de trucos que son súper prácticos para acondicionar tu arcilla:


1) Cortar la arcilla en pequeños trocitos (lo puedes hacer con un cutter o también utilizar una licuadora o un mini procesador que tengas a mano) Una vez que la arcilla este desgranada pero sin llegar a ser arenosa, simplemente con la ayuda de un suavizante o acondicionador, empezar a integrar nuevamente la arcilla como si estuviéramos haciendo una masa. Recuerda siempre utilizar pocas cantidades de suavizante liquido par evitar que la masa se vuelva muy aceitosa y difícil de trabajar..


2) También puedes utilizar aceite de bebe o una arcilla de color transparente para volver a acondicionar tu arcilla. En caso de utilizar aceite de bebe, siempre agrega pocas gotitas para no ablandar demasiado el material. La arcilla de color transparente puede ser útil debido a que no altera el color original.



Todos los productos para acondicionar tu arcilla los encuentras disponibles en nuestra tienda online https://www.creacionespolimericas.com/tienda




Comments


bottom of page